Conguitos

Según las personas involucradas en la creación original del dulce "Conguitos" es la resonancia mediática causada por "la independencia del Congo Belga" en 1960, la que va a ser la inspiración del producto. Siendo una segunda explicación el hecho de que "estaba de moda lo exótico".

La inspiración política

En el decenio de 1950, el pueblo del Congo consolidó sus demandas de independencia al poder  colonial Belga –que lo venía ejerciendo desde 1885 por 75 años. En el contexto de la posguerra y bajo la presión de las declaraciones de las Naciones Unidas, Bélgica propone un plan en el que el Congo accedería a la independencia entre 1980 y 2000, dejando claro cómo veían al Congo. La independencia de las colonias francesas motiva aún más la causa de la independencia. El 30 de junio de 1960, el pueblo del Congo se declaró oficialmente una república democrática con representantes elegidos por el pueblo congoleño. A esta declaración le sigue una crisis alimentada por el deseo de los belgas de mantener intacto el orden colonial sin que los congoleños accedan a posiciones de poder. Las diferencias entre las iniciativas políticas de distintos grupos –comunes a la mayoría de estos procesos– son utilizados por Bélgica y Estados Unidos para apoyar a figuras políticas que apoyen sus planes económicos (EE.UU. tenía ya larga experiencia via sus intervenciones en Centroamérica).  Los congoleños que apoyan la explotación de minerales son apoyados con armas y milicias, mientras que los líderes democráticos elegidos son socavados por la ausencia de respuestas de las fuerzas de la ONU en la zona. A esto le sigue la intervención militar belga (con el apoyo de la CIA) para desestabilizar a los nuevos líderes anticoloniales y proindependentistas. En el fondo, la clara amenaza era la pérdida de la lucrativa extracción de minerales y la posibilidad de que los beneficios de esta empresa se nacionalizaran y finalmente se invirtieran en el propio Congo. En 1960 estas circunstancias no se conocen con tanto detalle, pero se sospecha y denuncia la intervención extranjera.








Conguitos: Creación de un dulce español

El dueño de la fábrica de FEDIMAR en Zaragoza vio en Sudamérica dulces de cacahuete recubiertos de chocolate y decidió hacer lo mismo en España (fuente: entrevista en vídeo a Juan Tudela). Se acerca a un publicistas y le encarga crear la identidad de la marca, la mascota, el logo, las cajas y bolsas. El "comercial" José Luis Izaguerri le dio el nombre de "Conguitos". El publicista murciano, Juan Tudela Férez, fue el encargado de crear el logotipo, la mascota y el envase del producto. Tudela realiza el dibujo original (diferente al actual) en lo que es su primer trabajo en el campo. Cuando la empresa FEDIMAR inscribe la marca en el registro de propiedad legal escribe "diseño de un trío africano". Cuando FEDIMAR demande a los Chimpancitos por plagio intelectual, se referirán a este registro de propiedad. (Véase la línea de tiempo al final del texto).

Retrato de lo Congolés

Video: Evolution of the ads for conguitos
https://www.youtube.com/watch?v=C7xx011coJk

En los años 60, Los Conguitos se crea como una "mascota" basada en la fantasía colonial europea de "la tribu africana". Viven en chozas de paja, son pequeños como niños y tienen barrigas redondas y abultadas, no llevan ropa y llevan en sus esbeltos brazos un brazalete y una lanza. Tienen labios grandes y pequeños ojos puntiagudos. 

Juan Tudela Férez declara en su entrevista para el periódico de Aragón en el 2003 que "estaba de moda lo exótico" y que el Congo como tema estaba súper presente.
Los conguitos son retratados como mascota en base a la fantasía colonial europea de "la tribu africana": Viven en chozas de paja, son pequeños como niños y tienen panzas redondas y abultadas, son desmuelados y no llevan ropa, excepto por una alhaja y una lanza.
Cuando se le pregunta a Tudela si es que el diseño estaba inspirado en un africano, Tudela responde:
"Para dibujar la cabeza me basé en el producto. En España no había inmigrantes africanos. Ni siquiera los podíamos ver por televisión, porque no teníamos. La única inmigración era la de los propios españoles." En los siguientes años, las campañas publicitarias del producto evocan y refuerzan un imaginario sobre seres comestibles cuyos planes son caricaturescos y quienes terminan siendo devorados.

En los años 70, la mascota tiene ojos grandes y pequeños y se la representa como niños pequeños. Las campañas publicitarias del producto evocan y refuerzan un imaginario sobre seres comestibles cuyos planes están caricaturizados y cuyo único propósito es ser comidos. Esto se puede ver más claramente en el anuncio de Danis con la mano blanca que los come.

En los años 80, los conguitos tienen los ojos redondos y los labios hinchados. En un anuncio con un niño de Tarzán, representado como un niño rubio blanco, aparece una Conguito hembra con nudos de pelo negro. Esta decisión creativa hace evidente que tanto la empresa como la compañía de publicidad entendían a los Conguitos como gente "tribal" negra.

En los años 90, la explosión de narrativas y subjetividades negras, aunque sólo sea a través de cantantes de éxito afroamericanos, refleja el anticuado carácter "tribal" de la mascota. Lacasa publica un anuncio en 1994 con Conguitos en ropa urbana yendo al club a ver a Tina Turner y Stevie Wonder como Conguitos. Otro anuncio de televisión tiene a los Conguitos jugando al baloncesto, al fútbol americano, conduciendo "paseos gangsta" y mostrando grandes culos. Ambos anuncios, el de las estrellas afroamericanas y el de los estereotipos afroamericanos, hacen transparente la conciencia de la empresa sobre la mezcla de su producto con los negros.

Lacasa relanza la marca de Conguitos, y rediseña el envase, la tipografía y la mascota. Quitan los labios rojos hinchados y cambian los rasgos faciales. Ambas iteraciones del diseño existen en paralelo.



El aviso publicitario que referencia la desaparición de Lumumba

Un anuncio televisivo de los 70 muestra a un grupo de Conguitos siguiendo a su líder. El líder busca organizarlos en una fila militar. Mientras marchan una mano blanca interviene sus propósitos y desaparece a sus militantes, uno por uno. Cuando el líder voltea no ve a nadie mas, sus militantes han sido desaparecidos. Los llama por su nombre. Aquí la compañía utiliza un idioma ficticio para referirse a la manera de hablar "africana". El líder exclama Lumumba o Lamumba, quien fuese secuestrado y luego asesinado. El líder trata de escapar pero se tropieza, rueda y se convierte en un conguito y termina siendo devorado. La mano es de una joven mujer blanca que se acerca una envoltura de color blanco para un close up. Los pequeños congoleños han sido transmutados a este mundo y convertidos en seres comestibles, atrapados en esa bolsa, a tu disposición.
La historia de este comercial pareciera referirse literalmente a la crisis del Congo. 

La creación de este producto revela una mirada colonial paternalista que busca presentar en los "Conguitos", a un símil de los congoleños como premodernos, no civilizados y como caricatura cómica. Una fantasía colonial opuesta a los sujetos políticos que lucharon por un proceso independencia que fue constantemente socavado debido a la intervención de Bélgica. País que fundamentalmente buscaba tener en el poder a alguien que les permitiría seguir explotando los minerales del Congo como lo venían haciendo desde la década de 1910.

Distancia 

Una de las cosas que me llama la atención sobre el caso de "Conguitos" es la brecha que existe en relación con la causa congoleña. En la década de los 50 y 60 muchos países africanos se declaran "independientes". Conociendo la historia de esas independencias sabemos ahora que esas relaciones coloniales no cesaron, sino simplemente que se inventaron nuevas formas y nombres de opresión. Los imperios y poderes coloniales fueron reemplazados por las poderes neoliberales y las compañías extractivas. En 1960, cientos de miles de congoleños fueron asesinados por una causa justa y eso era parte de lo que reportaban las noticias. De esas circunstancias lo que les nace a los creativos españoles es crear figuras cómicas. Para entender lo que eso significa, hago una analogía. Eso es como si tras escuchar las noticias del revuelo en los EE.UU. por la causa de los derechos civiles de su población negra en los 60s, que terminó con el asesinato de Martin Luther King, Malcolm X, y líderes de las Panteras Negras, que esas noticias hubiesen sido inspiración para retratar a estos protestantes (cuya lucha está conectada a las actuales demandas del movimiento Black Lives Matter) con figuras cómicas de chocolate comestible.

¿Cómo es posible tomar una lucha y volverla una caricatura? ¿Qué mecanismos hay detrás?








La noticia de la ejecución de Patrice Lumumba, publicada el 13 de febrero, provocó la indignación internacional. Se produjeron protestas y manifestaciones frente a las distintas embajadas Belgas en el Cairo, Belgrado, Londres, New Delhi, Nueva York, y son atacadas con piedras y se les prende fuego.


Es racista? Discusión de 2020
La conversación que se hizo tendencia en twitter sobre Conguitos, se centra en torno a si Conguitos es racista o no, y se utiliza la pregunta como si fuese un proxy de si hubo mala intención o no. Es racista? La realidad de las sociedades en las que existimos esta tejida por el capitalismo racial y no existen realidades que no son racistas. Mas aún cuando se considera la historia de producción de chocolate en España y como es inseparable de las plantaciones de cacao en Bioko, Guinea Ecuatorial, donde se trabajaba en régimen de semi-esclavitud.

Franquismo

En este tema ha salido a la superficie la específica historia de España con su dictadura franquista que duró de 1939 a 1975. Esa historia ha normalizado circunstancias que son reconocidas como fascistas, que en España son leídos solo como una posición política. La gente que defiende a Conguitos colocan el logo original de Conguitos en la bandera de España y escriben “¡Viva España y vivan los conguitos negros!”.

Códigos y simbologías raciales 
Gente afrodescendiente Española reporta en base a sus experiencias que los niños entienden los códigos raciales que se emplean en Conguitos, como una caricatura de lo Negro y así lo emplean para burlarse de sus compañeres negres al cantarles la canción de los conguitos en el colegio. Los niños entienden que los conguitos es un código para toda la gente racializada como “Negra” y así lo emplean. La respuesta de Lacasa es a 2020 que la imagen representa “un conguito encima de otro”.


Referencias


–Conguitos responde a la polémica que acusa a la marca de racista: “Siempre se ha querido transmitir una imagen de alegría, diversión y optimismo”
https://elpais.com/elpais/2020/06/27/icon_design/1593241255_144179.html

–Entrevista a Asaari Bibang: "Si a día de hoy nadie crearía un producto llamado 'Conguitos', ¿cómo se puede decir que no es racista?"
https://cadenaser.com/programa/2020/06/25/la_ventana/1593105406_100542.html

–Sobre la relación colonial entre Bélgica y el Congo: https://www.imaynacaceres.com/2013/12/belgica-y-el-congo.html

–Entrevista en video a Juan Tudela Feréz 2015 min. 9'39''
https://www.youtube.com/watch?v=NWvW3_vBFms

–https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/juan-tudela-ferez-hoy-no-habria-dibujado-asi_44262.html

–https://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/sociedad/la-rebelion-del-conguito-_40236.html

–https://books.google.at/books?id=HQy6oe86j6gC

Línea del Tiempo

1960 Crisis del Congo

1961 Desaparecen y ejecutan al Primer Ministro Patrice Lumumba. A nivel mundial hay protestas contra Bélgica por el asesinato de Lumumba. Políticamente, el mundo está dividido en la perspectiva de los poderes coloniales, en países del mundo libre, países comunistas y países neutrales. En España gobierna la dictadura fascista de Franco desde 1939. En 1959 Eisenhower visita a Franco en lo que se lee como una señal de aceptación del gobierno franquista, como aliado contra la causa comunista.

1961 Fedimar, compañía de dulces de Zaragoza, busca producir un producto de maní bañado en chocolate después de haberlo visto en Sudamérica. Tanto el maní como el chocolate son plantas originarias de la América Latina.

1961 El diseño de la imagen del "conguito" es del murciano Juan Tudela Jerez, publicitario y pintor, que cobraría 9.500 pesetas de entonces por este y por el propio nombre que procedía de la guerra de independencia que se libraba en aquel momento en el Congo belga.

1963 Federico Díaz Martínez inscribe "Conguitos" el 25 de marzo de 1963 en el Registro de la Propiedad Industrial.

1966 Un producto de maní cubierto de chocolate es lanzado bajo el nombre Chimpancitos. Fedimar denuncia imitación de marca. El juez decretó "delito de infracción de la propiedad industrial" y sentenció a un mes y un día de arresto y multa de diez mil pesetas. Chimpancitos recurre a nuevo juicio y es absuelto. La sala declaró:
«En el certificado —título de “Conguitos”— del Registro de la Propiedad Industrial se describe el gráfico de tres africanos, sin referencia a color o envase y la sentencia recurrida dice precisamente que esto último estaba registrado, por lo que comete error y ha de ser modificada».

1974 Conguitos S.A. Fedimar quiebra debido al éxito de Conguitos, al no disponer de la capacidad productiva ni la tecnología necesaria. La junta de acreedores de Fedimar saca a flote la marca creando una sociedad denominada Conguitos S.A. (30.10.74) presidida por Francisco de Miguel, dueño de la compañía publicitaria.

1983 La campaña de dibujos animados es realizada por la agencia de publicidad Mapp.

1987 Lacasa adquiere Conguitos.

2019 Bernardo Silva lanza un tweet comparando a su compañero Benjamin Mendy con un Conguito. Twitter denuncia racismo y Pep Guardiola declara "(Silva) habla cuatro o cinco idiomas - es la mejor manera de entender lo abierto de mente que es - y una de sus mejores amigos es Mendy. Es como un hermano para él. La imagen para los dos no se trata del color de la piel. Tomó una foto de Benjamín cuando era joven y la relacionó con esta caricatura, que es bastante similar a la imagen."

2020 Conguitos es exportado según Lacasa "a Canadá, Gran Bretaña, México, Argentina… ¡y hasta Japón!".