La crítica del colonialismo

La crítica del colonialismo es de extrema urgencia y no sólo por su pervivencia -y aún más violenta mutación en la sociedad global- sino porque es su semilla y su orígen. No es pasado sino presente continuo, activo y violento. No solo ha ocupado y dibujado territorios, sino también imaginarios y sueños, definiendo lo deseable y lo despreciable. Ha construido instituciones y conocimientos desde los que imponer lo objetivo y lo universal, ahogando a la realidad en los límites de su provecho. Ha aislado a unas en su supuesta inferioridad y otras en su supuesta superioridad, impidiendo la permeabilidad de saberes y luchas. El colonialismo no ha colonizado sólo a las poblaciones que definió previamente como bárbaras, subdesarrolladas, sino a todas nosotras.–Abu Ali